La diabetes tipo 2 en los niños

¿Por qué es preocupante la diabetes tipo 2 en los niños?

Las personas con diabetes tipo 2 (T2DM por sus siglas en inglés) tienen niveles de glucosa (azúcar) en la sangre más elevados de lo normal. El páncreas, un órgano ubicado en el abdomen justo detrás de1 estómago, produce insulina. La insulina regula la cantidad de azúcar en la sangre, impidiendo que suba o baje demasiado. La diabetes tipo 2 se presenta cuando el cuerpo desarrolla resistencia al efecto de la insulina y luego no puede producir suficiente, por lo que el nivel de glucosa  en la sangre se eleva más de lo normal.

Por lo general, la diabetes tipo 2 surge en la mediana edad o posteriormente. Aunque la diabetes tipo 2 es poco común en niños, durante las últimas décadas, se han reportado cada vez más casos en Estados Unidos. Entre los jóvenes, la mayoría de casos de diabetes tipo 2 se presenta en la adolescencia. Si no se trata o controla debidamente, la diabetes tipo 2 puede resultar en ceguera, insuficiencia renal, daño a los nervios, enfermedades del corazón, apoplejía y presión arterial alta.

¿Qué tipo de personas corren mayor peligro de tenerla?

Varios factores pueden elevar el peligro de diabetes tipo 2 en niños y jóvenes:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Falta de ejercicio
  • Antecedentes familiares de diabetes en un padre o hermano
  • Origen étnico afroamericano. Hispano, indígena americano, asiático o de las islas del Pacífico
  • Diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) de la madre

Entre otros indicios y síntomas que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2 se encuentran:

  • Acantosis nigricans (manchas oscuras y lustrosas en la piel entre los dedos de la mano, del pie o en la nuca)
  • Síndrome del ovario poliquístico
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto

Aunque la mejor manera de prevenir la diabetes tipo 2 durante la infancia es  mantener un peso adecuado, si su hijo ya tiene diabetes tipo 2, es sumamente importante diagnosticarla temprano y tratarla eficazmente.

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 2 entre los niños?

Hay tres exámenes de sangre para determinar el nivel de glucosa en la sangre y diagnosticar la diabetes tipo 2:

  • Examen de glucosa en ayunas – Se  le extrae sangre tras estar en ayunas (sin comer) toda la noche o por lo menos 8 horas.
  • Examen de glucosa al azar – Se  le extrae sangre en cualquier momento.
  • Examen de tolerancia oral a la glucosa-Esta prueba requiere que esté en ayunas durante por 1o menos 8 horas. Se le extrae sangre antes y 2 horas después de tomar 8 onzas de una solución azucarada.

Su médico analizará los resultados de estos exámenes. Si los exámenes indican diabetes, su médico hablará con usted sobre las opciones de tratamiento.

¿Qué tratamiento reciben los niños con diabetes tipo 2?

En el caso de algunos niños, se puede controlar la enfermedad inicialmente con dieta y ejercicio. Sin embargo, si el peso del niño no mejora, éste deberá tomar medicamentos para controlar el nivel de glucosa en la sangre. Actualmente, la metformina e insulina cuentan con aprobación para el tratamiento de niños con diabetes tipo 2.

Con el tiempo se aprobarán más medicamentos para uso pediátrico; averigüe sobre opciones adicionales con el médico de su hijo. El tratamiento específico depende del niño en particular y su nivel de glucosa en la sangre. Su familia y su equipo de tratamiento de diabetes deben colaborar para encontrar la mejor estrategia para su hijo.

¿Qué problemas particulares enfrentan los niños con diabetes tipo 2?

Una enfermedad como diabetes tipo 2 tiene efectos sicológicos y sociales, además de físicos, en los niños. Un tratamiento eficaz requiere estar motivado y participar en el control de la enfermedad: seguir un régimen alimentario saludable, realizar actividad física, medir el nivel de glucosa en la sangre con regularidad y tomar los medicamentos tal como han sido recetados. El cumplimiento con un tratamiento puede ser difícil para los preadolescentes y los adolescentes que no quieren ser diferentes a sus compañeros. El temor a ser marginados puede interferir con el control de la diabetes.

¿Qué función cumplen los padres?

Un factor crucial en el control de la diabetes tipo 2 en un niño o adolescente es el apoyo y la participación de la familia. Toda la familia debe llevar un estilo de vida sano, lo que incluye la dieta y ejercicio. Esto no sólo beneficia al niño con diabetes tipo 2 sino que también puede prevenir la enfermedad en sus hermanos. Colabore con su hijo en la formulación de un plan para que tome los medicamentos y mida su nivel de glucosa. Apoye a su hijo y aliéntelo a hablar francamente de sus inquietudes y problemas.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *